logo

655 944 180 / 610 888 806

Sevilla

Blog

Viva la salud mental!

en noviembre 26, 2013

-Antonio, me gustaría preguntarte cómo te fue en aquel centro de Málaga en el que estuviste internado unos meses. Te lo pregunto porque tengo un cliente que quiere internarse durante un tiempo porque no se encuentra bien, no se encuentra con capacidad para gestionar su vida.

– Rosa, dile que se olvide de un centro, a menos que su conducta pueda hacer daño a otras personas o a sí mismo. Que le dé el aire, que respire libertad, que no se meta en un centro. Yo me sentí como en una cárcel, encerrado.

– Los circuitos que velan por nuestra salud mental en este país son paradójicos. Hace unos meses fui a un hospital para que me ingresaran porque me encontraba fatal, sin control y me dijeron que me tranquilizara, que me pondrían una dosis más fuerte para que me fuera a casa. Les dije que me ingresaran, que lo necesitaba. Que si no la iba a montar. Y la tuve que montar, entonces me ingresaron.

-Ahora tengo un tratamiento que me tiene tumbado, me tomo varios cafés muy cargados por la mañana para poder estar activo y ni lo noto. Le he dicho a mi psiquiatra que me quite el inyectable que tiene un efecto demoledor y no necesito tanto, que no me deja vivir su efecto.

– Rosa, por fin me han quitado el inyectable, me ha costado varios meses pero hoy me siento activo. Estoy yendo a la Universidad, me he matriculado de algunas asignaturas de Derecho y me siento totalmente activo. Por favor, dile a tu cliente que no se interne, que le dé el aire.

El testimonio de una persona con un trastorno mental me abre los ojos y me ayuda en mi trabajo diario. Te estoy muy agradecida. Muchas gracias por enseñarme.

Comentarios Recientes

Deje un Comentario

Los campos marcados con * son obligatorios