logo

655 944 180 / 610 888 806

Sevilla

Y LLEGÓ LA VUELTA AL COLE…

en septiembre 2, 2014

Vuelta al coleComo todos los años por estas fechas nos preparamos para la vuelta a la rutina. Volvemos a casa, al trabajo, preparamos todo lo que vamos a necesitar en esta nueva etapa, llevamos a nuestrxs hijxs al colegio, nos entusiasmamos con nuevas actividades, nuevos cursos, nuevas colecciones… Es como empezar de nuevo.

En este momento podemos percibir la situación de diferentes maneras. En función de la interpretación que hagamos de la misma así nos sentiremos y, en consecuencia, nos comportaremos.

Opción 1: Pensamos que es una vuelta a la rutina, que ya se acabó lo bueno, que más de lo mismo, que ahora se caerán las hojas de los árboles, se acortarán los días, hará mal tiempo, volverá el estrés…Con este pensamiento nuestras emociones serán muy negativas. Nos pondremos nerviosxs, no dormiremos bien, sentiremos tristeza, nostalgia, angustia, nos dolerá la cabeza… y, en consecuencia, haremos las cosas con pocas ganas, como si de un esfuerzo constante se tratara, lo que nos cansará muchísimo, no le pondremos amor a lo que hagamos con lo cual no nos saldrá nada brillante, nos quejaremos a los demás por la situación que tenemos, por el mucho trabajo, por la mala situación, por lo bien que están los demás, sonreiremos poco, si acaso nos reiremos de otrxs,….

Opción 2: Pensamos que es una etapa que comienza, una nueva oportunidad, para la que nos preparamos con nuestras mejores galas, estrenamos materiales, ropas, actividades nuevas que nos entusiasman, los campos cambian de color, todo nace de nuevo, empieza una estación nueva, volveremos a ver a nuestros compañeros de faenas varias….Con estos pensamientos nuestras emociones serán muy positivas. Estaremos contentxs, ilusionadxs, con ganas de todo, felices y, en consecuencia, sonreiremos, saludaremos con ganas, resaltaremos lo positivo de las cosas, le quitaremos importancia a lo negativo y/o trataremos de resolverlo, pondremos el corazón en lo que hagamos y las cosas nos saldrán muy bien porque las habremos hecho con Amor.

Somos libres de elegir una u otra opción. Podemos elegir nuestra felicidad o nuestro malestar. Es fundamental que tengamos en cuenta el esquema: Pensamiento-Emoción-Conducta.  Según como pensamos, como interpretamos las situaciones, así nos sentimos y así actuamos.

Todo lo determina nuestro pensamiento. No permitas que te secuestren tus pensamientos erróneos.