logo

655 944 180

Sevilla

Reinventarse: Tu segunda oportunidad

en febrero 21, 2020

Me he propuesto subir a la web distintos libros de temática de autoayuda y de asesoramiento a familias, con extractos de los mismos, además de preguntas que os inviten a la reflexión y os sirva para conocer un poco más de la obra.

Hoy comparto algunas ideas  del libro del doctor Mario Alonso Puig…de interesante lectura.

Espero que os sea de utilidad.

«El verdadero acto del descubrimiento no consiste en salir a buscar nuevas tierras, sino en aprender a ver la vieja tierra con nuevos ojos. Son nuestros nuevos ojos los que nos van a permitir ver lo que antes no era invisible y son también esos nuevos ojos los que nos van a llevar a descubrir cómo alcanzar aquello que hasta ahora nos había parecido imposible» Marcel Proust.

«La mayor parte de las convicciones que nos limitan, lo hacen sin que nosotros lo sepamos, esto es, actúan por debajo del plano de la conciencia
O salimos de nuestra forma tan limitada de pensar o seremos incapaces de ver las cosas desde esa perspectiva, que nos va a permitir descubrir puertas donde antes solo veíamos muros»

«Debajo de muchos de sus miedos más profundos, no existe una incapacidad real para enfrentarse a ellos, sino la convicción de que usted es incapaz»

«Dónde vaya su atención irán sus emociones y su energía»

«Tenga muy presente que entre cualquier hecho que ocurra y su respuesta emocional estará siempre su forma de evaluar esa situación»

«Más importante que hacer interpretaciones aparentemente lógica es hacer interpretaciones que nos ayuden en vez de anularnos»

Desde luego, yo no sé a tí, a mí me da mucho que pensar cuando leo estas reflexiones y me centro en esas palabras que te he marcado en negrita…se me ocurre preguntarte…

¿Qué tienes que aprender de tí y de la forma en como estás gestionando tu vida?, ¿Es posible descubrir otras facetas de tu persona?, ¿qué miedos están influyendo en las tomas de decisiones de tu vida?, ¿En qué estás centrando toda tu atención, realmente es en lo verdaderamente importante? ¿cómo respondes emocionalmente en situaciones inesperadas o de cambios?, ¿qué tendrías que evaluar en un momento de crisis personal?¿cómo te afecta las interpretaciones que haces de las situaciones que vives?…

Como siempre…

Gracias y Feliz dia!!!!

 

 

Responsabilidad en mi autocuidado.

en febrero 20, 2020

Ayer en una sesión con una persona hablábamos de la responsabilidad que tenemos en cuanto a cuál es mi forma de pensar sobre mí, sobre mis actos, sobre mis decisiones y también en mi forma de pensar sobre los demás, sobre el sentido de la vida, de nuestros pasos…

Esto me hace querer compartir con vosotros este post, pues es de vital importancia cuidar de los  pensamientos para nuestra salud emocional y de nuestro entorno y del momento en que tomamos decisiones.

Todo acto lleva consigo una serie de consecuencias. Mi modo de pensar me puede provocar un daño o sufrimiento. Hemos de buscar un equilibrio entre los extremos, saber moverse entre la dualidad del yin y el yang. En el yang están mis fortalezas, los aspectos positivos de la persona. En el ying están mis debilidades. Todo el  mundo tiene fortalezas o debilidades. El problema radica en cómo me veo yo a mí mismo. Cuál es mi autoimágen.

Si solamente me fijo en una parte de la realidad que son mis debilidades, voy a soportar una autoestima negativa. ¿Qué es lo que voy a hacer en mi vida? Pues voy a sentir la necesidad constantemente de sentirme valorado por los demás y voy a estar siempre dando a los demás aquello que me falta. Es posible que me  vuelque en la entrega, porque hay una necesidad oculta de sentirme valorado.

Aquí puedo caer con facilidad en una actitud de victimismo. Como yo no recibo esta valoración por parte de los demás, me queda quejarme, me consuelo en la queja. ¿Qué tenemos aquí? Un proceso claro de anulación. Fíjate con calma, con detenimiento. Al fin y al cabo, dispones de todo el tiempo del mundo. Hemos anulado las fortalezas en el momento en que yo solamente me fijo en mis debilidades. Estoy anulando mis fortalezas. No estoy viendo esa parte de mí. Pero yo se las estoy exigiendo a los demás, les pido encarecidamente que me valoren.

El principal problema soy yo mismo que he dejado de lado mis fortalezas. No les he dado la importancia que ocupan en mi vida. Párate a pensarlo si te sientes identificado/a.

En el otro extremo de la balanza se encuentran aquellas personas que solo se ven sus fortalezas y no se miran sus debilidades. ¿Qué puede pasar aquí? Son personas que se creen mejor que nadie, que no aceptan errores, que no aceptan consejos de nadie, que no aprenden de los demás. No cambian de opinión. No necesitan de nadie. Creen que se bastan por sí solos. Aquí entra en juego el superyó, el ego que no te deja ver la realidad.

Tan complicado es aquel que se asoma a sus puntos débiles como quien solamente tiene una imagen de sus fortalezas y no toma conciencia o no reconoce sus debilidades. Ambos caminan en el sendero equivocado. Este es el equilibrio que tenemos que ver en nuestra persona. Debemos convivir con esa dualidad. Las tenemos que ver, las tenemos que reconocer.

Es un deber entonces reconocer mis fortalezas y  valorarlas además de reconocer mis debilidades,  aceptarlas y  tratar de mejorarlas.

Si andas en un proceso de toma de decisiones en tu vida, espérate a serenar tus emociones y a hacer ese balance de tu yo y de las circunstancias  que te rodean. Cuando uno mira hacia adentro, generalmente encuentra las respuestas que andaba buscando, pero asegúrate de mirar bien.

Feliz dia …

Tardé, pero lo conseguí…La confianza en uno mismo

en octubre 10, 2019

Eso me pasó  cuando comencé a montar en bici. Quién no comenzó a montar en bici sin caerse, quién no ha pensado que sería imposible aprender tras cada caída, pero hemos tenido a alguien que nos ha animado a seguir, a confiar en nosotros, a volver a intentarlo, alguien que sí ha tenido confianza en mí, en tí.

Pero crecemos y no siempre tenemos alguien al lado que nos diga: «sigue, ánimo, vuelve a intentarlo, tu puedes…»esa voz será con el tiempo la que necesitaremos escuchar desde nuestro interior.

La confianza en uno mismo es muy importante para conseguir lo que nos propongamos en la vida. Hay muchas metas alcanzables, más de las que nos podemos imaginar.

Hemos aprendido tantas cosas que nos han costado tanto trabajo, a caso no recuerdas lo difícil que fue andar,  correr,  subir escalones,  leer,  escribir, salir solo/a a la calle, hacer un viaje, conducir, cocinar….todo, con esfuerzo, con motivación, con constancia,  con confianza , al final lo hemos aprendido.

Y sabes qué?, que si no confías en ti, no aprendes, porque no lo intentas, y el miedo al error, te paralizará.

Si miramos atrás seguro que todo el mundo puede decir, no me imaginaba que era capaz de hacer algo así.

Todos podemos hacer grandes cosas en la vida, cosas que nos parecen impensables.

Las experiencias negativas a veces nos hacen creer que no podemos, y querer tirar la toalla, tener miedo al fracaso, a no poder…da igual lo que comencemos.

Todo requiere de un proceso de aprendizaje, y de errores, acepta que te vas  a equivocar, no pasa nada, piensa que  con el tiempo esos errores se convierten en aciertos, si no abandonamos.

¿Cómo podemos convertir una experiencia negativa en positiva? Mira tu propósito como un reto, y pide ayuda, o adapta tu meta si es demasiado alta, pero comienza…

Si abandonas en el primer obstáculo, nunca sabrás si eres capaz.

Date tiempo para comprobar que puedes, no abandones ante la primera experiencia de fracaso, ni la segunda, ni la tercera, sigue… y sigue porque te apasiona hacerlo y cada vez comprobarás que puedes un poco más.

No hay mayor satisfacción que conseguir un reto que nos ha costado trabajo.

Hay que aprender a manejar la frustración, a aceptar el error, y el fracaso, porque detrás de cada frustración si no abandonas está tu logro y cada logro te ayuda a creer en ti.

Lo que se traduce en tener cada vez una mayor confianza y una mejor autoestima y un mejor conocimiento de ti mismo/a.

Al tiempo, con valentía, confianza, tesón, perseverancia, esfuerzo, ilusión, entusiasmo, alegría, aceptar que nos costará trabajo, al final nos acercaremos mucho a eso que tanto deseamos.

Así que ánimo, aprende a decirte ánimo que tú puedes y si no te lo crees recuérdale a tu mente cuantas cosas has conseguido, creyendo que no podrías.

Confía….en ti.

Un abrazo

Eva