logo

655 944 180

Sevilla

Psicopedagoga y Terapeuta familiar. Todos nuestros servicios tanto presenciales como online

Centro de atención, estimulación y desarrollo personal. CITA PREVIA: 655944180

ía

Ofrecemos valores

 

  • Escucha activa
  • Rigor
  • Compromiso
  • Diversidad
  • Respeto
  • Aceptación

Leer mas

Nuestra visión

A través de diferentes servicios. Ofrezco un apoyo integral y un asesoramiento personalizado, en nuestras instalaciones o en su domicilio, que le ayude a mejorar su bienestar emocional y su calidad de vida.
Leer Más

Cita Online

Puede Solicitar una Cita desde la Web (Sujeta a confirmación de disponibilidad). Y para cualquier Información adicional utilice nuestro Formulario de contacto. Le responderemos a la mayor brevedad posible

Égola

» subtit 

Égola es la mezcla perfecta de dos conceptos que nos invitan a pensar que ser iguales no nos hacen diferentes, que la igualdad radica en la aceptación de nuestras diferencias. Formado por EGO, un modo de adentrarnos en el yo para incorporarlo al nosotros, para adaptarlo al mundo; y compuesto por LA, un distintivo de género, un gesto cómplice dirigido a la mujer por ser uno de los sectores más desprotegidos, ha dado lugar a un modo más sensible de mirar la vida. Volcado también en personas con diversidad funcional supone todo un ejercicio de aprendizaje. Todos tienen algo que enseñarnos. De todos tenemos siempre algo que aprender.

Eva María Márquez Roldán estudió Pedagogía en la Universidad de Sevilla y se  Licenció en Psicopedagogía por la Universidad de Barcelona. Especializada en Terapia familiar sistémica y atención a la diversidad.

Ha trabajado como formadora y coordinadora de cursos de Formación Profesional ocupacional. Como orientadora laboral y preparadora en empleo con apoyo en diversos programas en Plena Inclusión Andalucía. Como evaluadora de reconocimiento de competencias profesionales para el Instituto Andaluz de Cualificación Profesional. Ha impartido charlas sobre recursos para el empleo y atención a personas con discapacidad en el Servicio Andaluz de Empleo y Universidad Pablo de Olavide. Ha tutorizado a estudiantes y profesionales del prácticum y máster  de la Facultad de Psicología de la Universidad de Sevilla. Ha ofrecido charlas y asesoramiento en escuelas, centros de educación secundaria en materia de diversidad familiar y diversidad afectivo sexual.

Experta en el trabajo con personas con discapacidad intelectual, formadora en Inteligencia Emocional, gestión de estrés, y comunicación.

Atiende en consulta como Coach en  PNL (programación neurolingüística).

Organiza un Taller de cocina adaptado y único, además de  un curso de preparación de oposiciones para ocupaciones como auxiliar administrativo, ordenanza y celador sanitario. Todos estos talleres están  dirigidos a personas con discapacidad intelectual. Se imparten en modalidad presencial y on line.

Trabaja asesorando en consulta a  adolescentes y  familias diversas (homoparentales, monoparentales, reconstituidas, acogedoras, divorciadas, adoptivas).

Trabajo en coordinación con los Servicios sociales, Centros educativos, Salud mental, Centro de valoración, asociaciones, centros especiales de empleo, Servicio Andaluz de empleo.

En la actualidad dirige la empresa ÉGOLA.

 

Equipo ÉGOLA

Experiencia, conocimiento y esencia

Servicios ÉGOLA

Sesiones de terapia, coaching personal y profesional, talleres, cursos para profesionales, organización y participación en jornadas, Encuentros

Ofrecemos un apoyo integral y un asesoramiento personalizado, desde un modelo de intervención sistemico, es decir, teniendo en cuenta todos los elementos que puedan intervenir en la mejora de su bienestar emocional, facilitando la intervención en su domicilio si asi lo desea y un seguimiento y acompañamiento durante el proceso de intervención y, próximamente, ofreciendo desde nuestra web un espacio reservado y privado para su consulta….   Click para conocer todos nuestros servicios…

Blog

Nuestro blog: en el compartiremos artículos de interés, noticias, comentarios y sugerencias para la mejora del bienestar emocional.

Sanar tu mente y tu cuerpo: perdonar.

en junio 1, 2020

«A medida que crecemos descubrimos que tenemos dos manos, una para ayudarte a tí mismo, y otra para ayudar a los demás» (Andrey Hepburn)

Hoy pienso que en  este poder se centra el acto de perdonar. Compartimos como siempre unas pinceladas que os inviten a reflexionar.

El ser humano no es infalible. Tenemos las mismas posibilidades de acertar que de equivocarnos. A veces herimos intencionadamente. No es cierto que la mejor defensa sea un buen ataque. El mejor ataque es pertrecharnos de valores. Entender a quien nos daña desde el odio, desde el rencor, desde la venganza, desde la rabia, desde el orgullo. Por muy preparados que estemos, siempre habrá situaciones que escapen a nuestro control. Las emociones no se dejan maniatar con nudos. Son como el agua que no podemos atraparla con las manos. Como la niebla que es imposible apresar entre los dedos.

En otras ocasiones lastimamos a otra persona sin darnos cuenta. Quizás por falta de tacto. Por un ejercicio de torpeza por nuestra parte. Nadie está libre de la ignorancia. Quizás por impericia. No podemos entrar en la cabeza del otro y el mensaje que arrojamos a la calle puede ser interpretado de mil formas distintas. Nos resulta inmenso el mundo de afuera. Y, sin embargo, es el mundo interior el que no tiene límites, el que no se puede trazar en un plano, el que improvisa a cada instante, el que ha de resolver el enigma del presente. Así es cómo actuamos consciente e inconscientemente.

Cuando somos nosotros quienes recibimos la ofensa, parece que el panorama es distinto. Pero en realidad es el mismo. Debemos aprender a gestionar las cicatrices. Y solo hay una forma: a través del perdón. Es cierto que el mordisco ha atravesado la piel. Pero los dientes solo se clavan una vez. Es el recuerdo quien acude a la mente para reproducir el daño recibido. ¡Qué importante es el olvido! ¡Qué útil es no guardarlo en la carpeta de asuntos pendientes como un enigma sin resolver! ¡Qué sano es saber cerrar las páginas que se han leído! No caigas en la trampa de repetir una y otra vez el mismo episodio.

Con el tiempo nuestro cerebro no evoca los hechos tal y como han sucedido. Nos volveríamos locos si pudiéramos conservar todas nuestras vivencias con el más mínimo detalle. Recordar es volver a vivir. Y nos inventamos las lagunas que empieza a descoser la memoria. Es absurdo reabrir los puntos de sutura. No existe ningún beneficio a la hora de remover los pasos ya dados.

Cuando tú ves una película y la quieres contar a los amigos, hay detalles que se pierden. Es un mecanismo de defensa. No puedes retenerlo todo. Te quedas con algunos datos y, conforme te alejas del incidente, hay una distancia considerable de por medio, añades elementos nuevos que no estaban, que nunca habían formado parte de ese universo. Pero tú crees que sí. Los tomas como auténticos. El dolor sigue vivo cada vez que lo rememoras. Sigue ahí. Depende de tu conducta que rompas con ese hilo invisible que te ata a la herida y a la persona que rasgó tus entrañas. Corta de raíz el cordón umbilical del sufrimiento. La única forma de liberarte es aceptando que las personas son imperfectas, se equivocan y se dejan llevar por sus necesidades.

Es momento de comprender la naturaleza humana con sus contradicciones. Es momento de soltarnos de la noria del ego, la que sufre innecesariamente, la que siente que se ha cometido una injusticia con su persona. Ya no me agarro al victimismo, a la pena, a la tristeza, al desánimo, al desencanto. Debo huir de ese pensamiento que gira sin descanso en mi cabeza. No estoy dispuesto a conjugar el verbo rumiar. Lo que hacen las vacas. Le dan vueltas una y otra vez a la comida. La mastican incansablemente antes de tragársela. El mismo comportamiento que hacen los niños. Se pasan la bola de un lado al otro de la boca. Nuestros pensamientos también rumian, como el que tiene una postilla en la pierna y no puede evitar arrancarla. Así es imposible la cura. Así salta siempre a la vista el impacto.

Hay que ser valientes para ejercer el poder de perdonar. La seducción de dejarnos en una paz interna sin ataduras de ningún tipo. La magia de liberarnos del pasado como ceniza que no quema si nos centramos en el ahora y delegamos en el olvido.

Eva Mª Márquez Roldán

Alejandro Pérez Guillén

 

Reflexiones acerca de la felicidad

en mayo 28, 2020

En mi última sesión de consulta estuvimos reflexionado acerca de la felicidad, últimamente el confinamiento da lugar a tener pensamientos más reflexivos que de costumbre. Lo compartí con mi pareja, y juntos narramos este escrito para vosotros. Esperamos que os ayude a tomar conciencia de ello y a sentir esa anhelada felicidad en tus manos.

Los mensajes han de ser directos y claros. La felicidad no depende de los demás, ni siquiera de los acontecimientos que se suceden en el día a día. La felicidad no es un objeto perdido al que hay que salir en su búsqueda. Es una actitud. La felicidad está con nosotros. Está en nuestra vida. Ya la tenemos. No hay ido a ninguna parte. Sencillamente hemos estado mirando para otro lado. El único paso que debemos dar es abrir los ojos, darnos cuenta de lo que tenemos, del mundo tan hermoso que gira a nuestro alrededor. Pero, si solamente me quedo con la anécdota, con el detalle, con las circunstancias que estoy atravesando ahora mismo en mi vida y no soy capaz de posar la mirada en mi interior, es lógico que me invada la ansiedad, que la tristeza se hospede sin permiso en una casa donde no es bien recibida.

No podemos negar que se ha decretado un estado de alarma, que el confinamiento puede resultar un ataque a nuestra libertad, que no podemos continuar el ritmo que nos habíamos marcado antes. Las prisas requieren de sus momentos de pausa. Sin embargo, ¿quién nos prohíbe sacarle partido a una situación que no entraba en nuestros planes? ¿Por qué no era la ruta que habíamos trazado de antemano? La vida es improvisación. Es un estado de alerta. Es una obra de teatro donde nos podemos meter en el papel que elijamos. Es un divertimento. No hay frenos. Hay preguntas distintas que requieren respuestas cargadas de imaginación. Si contemplo la realidad de este modo, no hay desastre que nos lleve al naufragio. ¿Qué análisis voy a hacer de mi comportamiento? Aquel que me lleve a ser feliz.

Dejo de lado las circunstancias o juego con ellas. Vuelco toda la atención hacia el lado amable de mi existencia. Y si me detengo a enumerar las carcajadas que he ido derramando en el trayecto, no puedo más que estar agradecido. Hay motivos de sobra para sentirme orgulloso, para recrearme en la dicha. Ese es el verdadero mensaje de la vida. La felicidad brota del corazón, tiene hogar en nuestro ánimo, independientemente de que tengamos un mal día, independientemente de que nos pasen cosas que no esperamos, independientemente de las dificultades transitorias por las que atravesamos. Tan solo es necesario cambiar el enfoque. Modificamos las perspectivas y descubrimos cómo sale el sol tras esas nubes grises que nosotros hemos inventado. Soplemos sin miedo. Somos el viento que empujamos. La fuerza que arrastramos. El amor que llevamos dentro. Hagamos la prueba. Bajo ese manto de sombras, de manera inconsciente, se asoma la sonrisa, aquella que destapamos disfrutando del momento.

Eva M. Márquez Roldán

Alejandro Pérez Guillén

TE REGALO UN CUENTO SOBRE LA FELICIDAD

en mayo 20, 2020

Esta mañana desperté bien temprano, y pude contemplar el amanecer, hay que ser rápida, pues es un momento que dura poco tiempo, sin embargo, su magia perdura durante todo el día.

Como siempre fotografié para inmortalizar el momento y la acompañé de algunas de las reflexiones que suelo compartir cada mañana:

Siempre amanece… Detrás de la oscuridad, de los momentos difíciles, de cada problema, hay luz, hay opciones para buscar el camino, para volver a encontrar el sentido a tu vida, para ilusionarte, para sonreír…Recuerda que siempre amanece, nada es eterno.

Feliz dia🙏💗

Al leerme, mi amigo Oscar, me envió este cuento, adaptado por él en su forma de entender la vida, para mí ha sido un regalo que invita a la reflexión y por ese motivo lo comparto con todos vosotros.

Los cuentos tienen la habilidad de llegar a todos los públicos y para enseñarnos grandes lecciones. Espero que lo disfrutéis.

Gracias Oscar.

y el cuento comienza así:

«Mi versión del cuento.
La felicidad siempre está a nuestro alcance, independientemente de las circunstancias.
Para explicar este concepto del que tanto me habéis oído hablar, os contaré un cuento zen que
creo explica bien dónde buscar la felicidad.
En un tiempo remoto existió un antiguo rey obsesionado con la búsqueda de la felicidad, no
paraba de buscar aquí y allá . Buscaba por todas partes pero no la conseguía encontrar,
desesperado organizó un cónclave con sus ministros de confianza para intercambiar ideas y
poner la búsqueda de la felicidad como objetivo principal del Reino.
Tras un largo y tedioso debate en el que no llegaban a ningún acuerdo ni a consenso sobre
qué es la felicidad, decidieron ampliar la consulta al resto del pueblo.
Y para motivar a los súbditos organizaron un concurso de dibujo mono temático sobre la
felicidad.
Por supuesto con un sustancioso premio: ¡Pertenecer a la corte y asesorar al rey!
El comunicado del concurso fue acogido por el pueblo con un gran jolgorio y algarabía.
¡Todos los súbditos se pusieron a dibujar lo que para ellos significaba la verdadera felicidad!
Miles de dibujos llegaban cada día a palacio para ser examinados por los mejores consejeros
del rey, estos tenían que elegir y dejar al rey los mejores dibujos.
Llegó el día de la elección, todos estaban nerviosos. ¡Por fin pondrían poner imagen “Real” a la
felicidad!
El rey ojeaba minuciosamente los más de cien dibujos elegidos, curiosamente todos eran muy
parecidos, ya que todos pensaban más o menos igual.
La mayoría pintaban prados hermosos, puestas de sol, animales con sus crías mamando junto
al río… En fin, parecían que se plagiaban los unos a los otros.
El rey estaba desolado, pues ningún dibujo le transmitía la verdadera felicidad.
Decidió retirarse a sus aposentos cabizbajo y triste.
De camino a la zona noble de palacio, justo a los pies de la torre del homenaje, pasó junto a un
montón de dibujos que no consiguieron superar el corte de los consejeros. Y sin mucho
interés, se dispuso a echarles una ojeada rápida.
Para su sorpresa ¡Los desechados tenían las mismas características de los anteriores! Aunque
eso sí, eran de menor nivel pictórico, de ahí que fueran desechados por los consejeros de su
majestad.
Justo antes de irse, boca abajo y abandonado vio uno totalmente diferente, a primera vista el
dibujo no era más que caos y desorden , nada que ver con los ojeados anteriormente.
Para poder apreciar el dibujo había que pararse y evaluar todo su contenido antes de juzgarlo,
ya que a simple vista parecía mas bien un infierno caótico que la percepción que todos tenían
idealizada de la felicidad.
A simple vista, se apreciaba con claridad una tormenta, pero no una cualquiera.
¡Una tormenta eléctrica que parecía más bien el apocalípsis!
La tormenta derribaba árboles, desbordaba el río y erosionaba la ladera arrastrando cascotes.
¡Además se podían apreciar decenas de animales muertos por la incesante lapidación
causada tras tras erosión de los cascotes de la ladera!
El rey entró en estado de shock, mandó a llamar de inmediato al dibujante de aquella obra
para pedirle explicaciones ya que aquello era una tomadura de pelo inadmisible contra su
majestad.
Al día siguiente el rey recibió en audiencia al súbdito para interrogarlo.
Apresado y esposado comenzó a interrogarlo.
– Te concedo una oportunidad para que te defiendas del agravio causado a tu rey.
-Majestad, siento mucho su malestar, mi única intención era ganar el concurso.
– ¿Ganar el concurso? ¡Pero si tu dibujo es la expresión más clara del mismísimo caos!
-Majestad, mi dibujo simboliza la vida.
-¿La vida dices? No comprendo.
-Mire Majestad, la ofensa que has sentido no es más que la interpretación errónea de mi
dibujo. Con todos mis respetos al mirar mi dibujo viste reflejado parte de tus pensamientos,
pensamientos sesgados, por supuesto, ya que aunque seas mi rey también sois humano.
-¿¿Cómo dices??- replicó el rey a punto de entrar en cólera.
-Verás alteza, no se sienta culpable, pues todos somos víctimas de la educación recibida. Os
explicaré mi dibujo.
Mi obra representa la verdadera felicidad , todos tenemos una vida desordenada a primera
vista, aunque si miramos detenidamente y profundizamos seremos capaces de ver otras
situaciones maravillosas, situaciones que a veces no somos capaces de sentir , pero que le
aseguro también forman parte de nuestra realidad y felicidad.
Si se fija bien en el dibujo no solo apreciará caos. Es verdad que es una terrible
tormenta,pero el dibujo contiene mucho más.
Si se acerca un poco, verá aquí junto al risco de la montaña un pajarillo creando su nido, junto
a su lado una collera águilas fuertes e imponentes dando de comer a sus crías, más abajo,
junto al río desbordado, se aprecia la noria de un molinero a pleno rendimiento. ¡Y eso no es
todo! En el vértice superior del dibujo se aprecia el sol asomando justo detrás de las nubes.
El rey se quedó mudo y sin palabras, tan solo un gesto de su cabeza hizo que el súbdito
continuará con la explicación.
-Mi señor,, la vida tiene tormentas, pero también ilusiones. De nosotros depende la actitud
ante la adversidad y la creación de nuestra propia felicidad.
Mire Alteza, el molinero utiliza la la fuerte corriente de agua para hacer su trabajo.
Los pájaros crean sus nidos… Igualmente, nosotros debemos crear nuestra felicidad.
El sol incipiente nos recuerda que por muy gris que esté el día todo pasará y él volverá a brillar,
de hecho nunca deja de hacerlo, aunque no lo veamos.
Los animales fallecidos son el alimento fácil de las aves en periodo de cría.
La felicidad, Majestad, no hay que buscarla, reside en nuestro día a día, independientemente
del tipo de tormenta con la que tengamos que lidiar.
Tal vez, a veces, no somos capaces de verla pero cuando aprendamos a mirar la vida con otros
ojos la tendremos siempre presente para ser nuestra mejor compañera de viaje.
El rey rompió a llorar, de repente lo comprendió todo.
Dio las gracias a su súbdito y ordenó que se explicara el nuevo concepto de felicidad en todo
su reino.
Por supuesto el súbdito ganó el premio, vivió en la corte como consejero y ministro,educando
al pueblo en el nuevo “Real “concepto de felicidad.»

Formación ÉGOLA

En nuestra sección de Formación podrás obtener información actualizada de los Cursos y Talleres que Organizamos

 Click para ir a  ÉGOLA Formación

Biblioteca de Experiencias

Algunas imágenes de los Cursos y Telleres que organizamos

  Click para ir a  Biblioteca de Experiencias

Cocinando Sueños

Cocinando Sueños. Un libro pensado para personas con diversidad funcional

  Click para ir a  Cocinando Sueños

Teléfono cita previa 655944180

Gracias. Estaré encantada de asesorarte

Sevilla